lunes, 3 de junio de 2013

La sencillez de ahorrar con el teléfono móvil

Ahorrar con el teléfono móvil es posible. Las tarifas planas suponen una manera más que interesante de controlar nuestro gasto telefónico, pero la cosa va más allá. Y es que disponer de una serie de interesantes aplicaciones se puede traducir en un puñado de euros más en nuestra cuenta corriente, o directamente en nuestros bolsillos.

En alguna que otra ocasión ya nos hemos referido en este blog a la importancia que tienen las tarifas planas a la hora de ahorrar en nuestro consumo telefónico. No en vano, los operadores pugnan por ofrecer las mejores condiciones que atraigan a potenciales clientes que frenen la sangría de los que se marchan a la competencia. Pero existe otra manera, también ligada al teléfono móvil, de ahorrar dinero. Gracias a las aplicaciones, las famosas apps.

Y es que las apps de ahorro son una buena manera de iniciarse en la cultura del ahorro. Disponer en cualquier momento y lugar de accesos a todo tipo de información relativa a compras que deseamos realizar y que nos ofrezcan las alternativas más baratas, es una posibilidad al alcance de cualquier que disponga en sus manos de un Smartphone. Por eso tanto la App Store de Apple como Google Play ofrecen una buena muestra de todo tipo de apps que permiten ahorrar dinero en una gran cantidad de productos y servicios.

Así, aplicaciones como EncuentraPrecios permiten comparar en tiempo real el precio del producto que deseamos adquirir y ver las tiendas online en las que se encuentra disponible; o incluso los establecimientos físicos donde se pueden encontrar y el precio que tiene en cada uno de ellos; ShopSavvy recoge la información de un producto con sólo enfocar su código electrónico a través de la cámara del Smartphone. El resultado: una lista de diferentes precios en numerosas tiendas online o establecimientos físicos donde encontrar el más económico; o una realmente curiosa: Mi presupuesto, que permite anotar cada gasto e ingreso y así conocer la cantidad de dinero que tenemos para saber cuánto nos podemos gastar en tal o cual producto.

Alternativas, en definitiva, que sólo tienen un objetivo: ahorrar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada