miércoles, 5 de junio de 2013

El móvil, lo menos recomendado como compañero de sueños

Como siempre, estas investigaciones vienen del otro lado del Atlántico, y la credibilidad, como todo en la vida: el que quiera creer, que crea. Pero según afirman investigadores de la Clínica Mayo de Scottdale (EE.UU.), el uso de tabletas y móviles antes de dormir es pernicioso si luego se pretende conciliar el sueño. ¿Por qué? Lo vemos a continuación.

Los resultados de esta peculiar investigación se han dado a conocer en el transcurso de la Sociedad de Profesionales del Sueño, que se está celebrando en Baltimore (EE.UU.). Y según los investigadores de la Clínica Mayo, una de las causas de que tabletas y teléfono afectan al sueño son los diodos emisores de luz brillante que permiten el uso de dichos dispositivos en habitaciones con poca luz. ¿El problema? Que pueden afectar a la producción de melatonina, sustancia que ayuda a controlar el ciclo de sueño-vigilia.

Para realizar el mencionado estudio los investigadores utilizaron dos tabletas y un Smartphone en un cuarto oscuro configurados previamente con diferentes niveles de iluminación. Asimismo, los participantes del estudio los usaron a diferente distancia de la cara a fin de compribar cuál era la más adecuada. Así descubrieron que cuando los niveles de brillo se reducían y los dispositivos se situaban a más de un palmo de la cara, se reducía el riesgo de que la luz fuera lo suficientemente brillante como para suprimir la secreción de melatonina y perturbar el sueño.

Y esto, en determinadas condiciones puede afectar a la calidad del sueño, algo que los investigadores han observado sólo cuando la luz de la pantalla estaba al máximo. En niveles medios o bajos, por el contrario,  estos dispositivos son suficientemente brillantes como para utilizarse.

En definitiva, como volvemos a repetir, que cada cual lo interprete según le convenga y crea en este tipo de estudios. ¿O no?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada