jueves, 9 de enero de 2014

¿A la búsqueda de la privacidad absoluta?

Continuamente escuchamos noticias en los medios de evidencias de espionajes masivos a través de Internet o del teléfono móvil, y sin embargo, los fabricantes se afanan por desarrollar las tecnologías más avanzadas que aseguren la completa privacidad del terminal de cada uno. ¿Cuál es el propósito de tecnologías como el lector de huellas o el escáner de iris, por citar algunas de ellas?

Porque, curiosamente, cuantos más rumores aparecen en los medios de información acerca de técnicas de espionaje sobre teléfonos móviles con distintas intenciones, los fabricantes, especialmente Apple y Samsung, luchan por lanzar al mercado los terminales más seguros y celosos guardianes de la privacidad de sus propietarios.

Así, la compañía de la manzana fue la primera en lanzar un novedoso sistema de contraseña para su modelo iPhone, que dejaba como cosa del pasado la tradicional contraseña de números para proteger el acceso al terminal. El iPhone 5s salió al mercado con la tecnología Sensor Touh ID, que permite desbloquear el teléfono y utilizarlo en todos los casos donde se requiera la contraseña del usuario. Ni más ni menos que un sensor con una resolución de 500 puntos por pulgada más que suficientes para escanear la epidermis y obtener una imagen en alta resolución de nuestra huella dactilar desde cualquier ángulo. Tanto, que es capaz de analizar hasta el más mínimo detalle de los surcos de nuestra huella para ver si coincide con las almacenadas previamente de forma cifrada en el chip del terminal para confirmar así nuestra identidad.

Foto cortesía Movilzona.com.
Samsung ha querido ir más lejos, según apuntan los últimos rumores, e integrar un escáner de iris en su nuevo Galaxy S5. Sobre todo tras conocer que la compañía coreana posee una patente relacionada con dicho escáner biométrico. Dichos rumores apuntan a la incorporación de un sensor de proximidad en el terminal para activar la cámara en el momento preciso e identificar el iris si el patrón anteriormente guardado coincide con el leído.

Sistemas de reconocimiento e identificación del usuario que pretenden llevar sus niveles de privacidad hasta lo más alto, y que seguramente no han hecho más que empezar una carrera por desarrollar el sistema que asegure, de manera eficaz, la completa privacidad del usuario.

¿Hasta cuánto?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada