martes, 9 de octubre de 2012

El Rincón de Argimiro: ¿un Smartphone para abrir el coche?

Los ojos, como platos. Así me he quedado tras leer la noticia que encabeza el titular de este post. Por no decir otra cosa. Que sí, que sí, que no os estoy tomando el pelo. Que el objetivo es que podáis abrir la puerta de vuestro coche con ese Smartphone que lleváis en el bolsillo. ¿Cómo? ¡Pues a aguantar la batallita del abuelo y os cuento de qué manera podréis hacerlo!



Para el que no lo sepa, desde que un servidor aprendió a manejar esto de Internet y las redes sociales en el Centro de la 3ª Edad al que acudo diariamente me paso las horas muertas buscando cosas para esta gente de TeLoGarantizo que también me tratan y me cuidan (¡oigan, que hasta me pagan un café en el centro todos los días!). Y hete que hoy me he desayunado con esta noticia, la de que se puede abrir el coche con el Smartphone de turno.
Parece ser que esto lo presentaron en un salón de coches muy nombrado y que no es más que una aplicación que convierte el Smartphone en la llave que abre el de cada hijo de vecino. El funcionamiento es bien sencillo, desde luego que bien pensado, ¡cagondiela!: se registra el coche en la SIM un archivo que identifica el coche a través de unos receptores. Y una vez que lo reconoce, ¡ale!, abre las puertas. Eso sí, para que funcione como Dios manda se deben registrar los datos del coche y del móvil en una página Web. Una vez que hecho esto, ya se puede usar el Smartphone para abrir las puertas del coche.
Y ahora viene lo gordo: que no sólo vale para abrir las puertas… ¡Que también vale para registrar la posición del volante y de los asientos, elegir las emisoras de radio e incluso hasta como alarma si alguien quiere acceder al coche sin autorización! O para encontrar el coche si algún día no sabemos dónde lo hemos dejado (¡¡¡eso sí, como se os ocurra hacerlo por culpa de una tajada me vais a oír pero que bien alto!!!).
Así que ya tenéis otra cosa que no conocíais. A ver quién se anima a probarlo y nos dice qué tal funciona. Eso sí, ya hay que asegurar el cacharrico, ¿eh? Me refiero al Smartphone. No podamos luego ni siquiera abrir la puerta del coche…

Como siempre, vuestro amigo Argimiro, el Garantizador.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada