lunes, 16 de julio de 2012

¿Te vas a marchar a la playa este verano?

¡Verano! Vacaciones, playa, chiringuito… Y tú sin tu móvil. Ese que nunca tiene vacaciones, siempre a tu lado y que nunca descansa. Incluso cuando tomas el sol. Te tumbas en la hamaca o en la toalla, te aplicas el protector solar (factor 50, que no vamos a pegar una buena sesión) y dejas que los minutos pasen sin darte cuenta…


Y a tu lado, impertérrito, tu nuevo Smartphone. Ese flamante terminal que hace las delicias de tus momentos de trabajo y de ocio, y que va a todas partes contigo. Y si tú has decidido ponerte moreno/a, por qué él no también. Mientras dormitas, y de cuando en cuando te giras para que el sol se impregne en tu piel, dorándola a tu gusto, él, el Smartphone, sigue allí, al lado de la hamaca o de la toalla, dándole el sol da tocateja. Total, tu única preocupación es que tu moreno sea la admiración de todos…

Por fin, al despertarte, te quitas de encima esa gorra, libro o revista que te ha protegido la cabeza, y después de abrir poco a poco los ojos y de echar un vistazo alrededor (lo de siempre: niños jugando con las palas, algún que otro mayor que también los imita, mayores paseando a buen ritmo por la arena y mucho jolgorio en el agua) reparas en ese pequeño compañero que sigue allí donde lo dejaste. Lo coges para comprobar si tienes algún whatsapp o llamada perdida (bien te ocupaste de dejarlo en silencio para que nadie te molestara) y descubres que… ¡no funciona! Después de gritar tras agarrarlo con tu mano izquierda (quema, lo cual es lógico después de darle tanto tiempo el sol), aprietas mil veces la pantalla sin resultado alguno mientras elevas tus imprecaciones al cielo. Allí donde ese sol que tanto te ha bronceado no se ríe de ti porque no puede. Pero si pudiera, lo haría. Porque…¿Acaso no sabes que la exposición al sol durante un tiempo determinado acaba deteriorando los paneles de los terminales?

Con nuestra cobertura esto no te hubiera pasado, ya que ningún otro seguro la contempla
. Y recuerda: para todo lo demás, Te Lo Garantizo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada