miércoles, 5 de marzo de 2014

¿Te imaginas cargar el móvil mientras corres o caminas?

Te has quedado sin batería en el móvil mientras estás corriendo -eso de escuchar música y recibir llamadas a la vez es lo que tiene...-. Pero, de repente, recuerdas llevar encima un pequeño aparato que te solucionará el problema. Comienzas de nuevo a trotar... ¡Y se recarga! ¿Cómo es posible sin ningún enchufe a la vista?

Gracias a un principio tan antiguo como el bidepismo; pues no es otra cosa sino eso, aprovechar la electricidad que generamos a cada paso que damos, la que ha permitido a un grupo de investigadores de la Universidad de Georgia (EE.UU.) desarrollar un aparato con un diseño bastante extraño, pero que funciona.

Foto cortesía Gizmología.com

El aparato en cuestión es un sistema formado por discos de cobre, polímero y oro que se encargan de recoger la electricidad estática para emplearla en la carga de cualquier tipo de dispositivo electrónico. El modelo usado en las pruebas iniciales tiene un tamaño de 10 cm. de diámetro, suficiente para generar los 5V necesarios para recargar un iPhone convencional. Y el funcionamiento es la mar de sencillo: basta con llevarlo encima para que nuestra electricidad estática pase al sistema y recargue el móvil que portemos mientras corremos o caminamos. Así no habrá miedo a que nos quedemos sin batería.

La lástima es que aún se trate de un prototipo y que tengamos que esperar un tiempo hasta verlo desarrollado, pero no tiene mala pinta. La verdad que no.
Fuente: gizmología.com


1 comentarios:

Publicar un comentario