miércoles, 6 de noviembre de 2013

¿Cuánto pesa tu Smartphone?

No hace falta tener ojo de lince para darse cuenta de que los teléfonos móviles han adelgazado una barbaridad. La competencia por el diseño entre los distintos fabricantes arroja modelos cada vez más livianos y atractivos. Pero, ¿sabes cuánto pesa cada uno de los elementos que lo componen? Más aún: ¿sabes por qué son tan importantes para el diseño final de Smartphone?

Empecemos por la elección del material. Los fabricantes se decantan por varios de ellos según el modelo y el público al que irá destinado el terminal. Así, triunfan el vidrio, el aluminio y el plástico a la hora de revestir el terminal, y es a la postre uno de los grandes responsables de que pese más o menos. Más aún cuando lo llevas en la mano. ¿Qué supone cada uno de ellos? Lo vemos a continuación:

Foto cortesía El Android Libre.
· Aluminio. Es un material bien recibido por los usuarios y ofrece una gran sensación al tacto. Algunas de sus características son:
- Es un material reciclable.
- Más ligero si se compara con otros materiales.
- Duro y resistente.
- No es tóxico.
- Es dúctil.
- Su extracción es más costosa que la de otros materiales ya que depende de la velocidad con la que se extrae, y también de la cantidad extraída. Por eso los fabricantes apuestan cada vez más por él ya que, una vez reciclado y una inversión en la maquinaria necesaria para realizar este proceso, cuesta poco recuperar la inversión.

Su manejo es muy sencillo: se construye el modelo del chasis, se corta, se liman y limpian los bordes y se utiliza diamante para cortar ciertas superficies. El proceso puede ir desde los cuarenta días hasta decenas de semanas, durante los cuales se revisa que no aparezcan impurezas en el material, lo que al final determinará la calidad del material.

Foto cortesía El Android Libre.
· Policarbonato. Este material, completamente opuesto al aluminio, tiene más capacidad para absorber el calor, es algo más liviano y más frágil. ¿Qué desventajas tiene? Se llena de huellas, si se calienta se mantendrá mucho tiempo más caliente pero, como contrapartida, es un material muy manejable y moldeable. Claro que, comparado con el aluminio, el plástico siempre resistirá menos aunque los daños no son tan remarcables. De ahí que sea el consumidor quien elija qué material prefiere.

·Vidrio reforzado. Fabricantes como Sony han apostado por este material en algunos de sus terminales estrella, como es el caso del Xperia Z, que incluso repele el agua.

Finalmente, otros materiales a tener en cuenta son el Kevlar, una fibra sintetizada con una resistencia parecida al plástico pero con una flexibilidad y tensión mayores. Ya ha sido utilizado por Motorola en algunos de sus terminales; y la fibra de carbono, tres veces más resistente que el metal aunque pesa bastante menos. ¿El problema? Su coste de fabricación, que es muy alto. Incluso Apple llegó a invertir en un material llamado LiquidMetal, pero desistió al comprobar que sólo le servía para mejorar su lector de tarjetas SIM.

Fuente: elandroidlibre.com


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada