lunes, 5 de agosto de 2013

Nomofobia, la enfermedad que viene

Se dice que es el principal trastorno de nuestro siglo. La nomofobia. O lo que es lo mismo: el miedo que siente uno al no poder estar pendiente del Smartphone, bien sea para hablar, chatear, etc. ¿Quieres saber cuáles son sus síntomas? 

Nomofobia procede del inglés “no-mobile-phobia” –estar sin móvil-, y se identificó por primera vez en 2008. Y la cosa no es para tomársela a broma, ojo, que según un estudio publicado hace unos meses en Gran Bretaña, el 66% de la población allí ya lo sufre, lo que supone un 53% más que hace cuatro años, fecha en la que se realizó el último sondeo. Eso sí, no ha de entenderse como una enfermedad; más bien, un trastorno. O un síntoma de la adicción al móvil, que dicen los entendidos en la materia. Y ¿cómo se puede evitar padecerla? Vamos con unos consejos básicos:

• Si vas a un restaurante y plantas el Smartphone encima de la mesa, es que vas a estar pendiente de él en todo momento. ¿Lo mejor? Dejarlo en un lugar no visible para ambos.

• Si el vicio te puede, y mucho, guárdalo en una funda o bien boca abajo. De esta manera das a entender que sólo lo usarás si realmente hace falta. Y si te llaman, te disculpas de tu comensal y lo atiendes..

• Apaga el Smartphone siempre, siempre, siempre que vayas al cine, teatro o estés en una biblioteca. Más que nada para que no te salte el Hugh Jackman de turno y te ponga a caer de un burro en medio de la función.

• Y si estás comiendo en un restaurante no saques fotos de los platos que es estás metiendo entre pecho y espalda. Queda feo ante tu comensal, por mucho que siga la broma, como ante los demás comensales con los que compartes salón.

En definitiva, usa el Smartphone con moderación y no seas nomofóbico

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada