martes, 19 de febrero de 2013

El Rincón de Argimiro: sobre el Nexus 4, y aplicable a otros cacharros similares

Se ve que Google se está poniendo las botas, porque en los últimos días nos estáis haciendo llegar bastantes consultas para asegurar el cacharro que os han vendido (el Nexus 4). Así que cuando os pedimos los datos del teléfono para asegurarlo, ¿qué dato es el válido?  ¿El de la fecha de compra o el de su recepción? Vayamos por partes…


Desde que Internet es Internet y le habéis cogido gustillo a eso de comprar en cualquier lugar, ya sea en España o fuera, le dais pero que bien a la tarjeta de crédito. Y claro, luego pasa lo que pasa, que os las veis y deseáis para descifrar las facturas, o bien para saber dónde aparece la fecha de la compra que hayáis hecho. Y eso es lo que nos estáis diciendo a través del correo electrónico en los últimos días.

Parece ser que Google ha hecho el agosto con su nuevo Smartphone, el  Nexus 4. Y ahora lo queréis asegurar, como es lógico. Que no sabéis qué fecha es la que os pedimos a la hora de formalizar la póliza. Y lo mismo me da el Nexus ese que el Aifon, el Galaxy o cualquier otro, que para el caso todos son iguales, tanto si los compráis en una tienda de las de toda la vida, o lo habéis hecho a través de Internet. Así que para que salgáis de dudas, ahí van algunas recomendaciones.

Si habéis comprado el cacharro en cuestión en una tienda de las de toda la vida, la fecha de la factura es más que suficiente para formalizar la póliza con Te Lo Garantizo, siempre y cuando cumpla el plazo estipulado, que es de siete días desde la fecha de la compra. Si la ha superado, ya deberías ponerte en contacto con ellos.

• Si tenéis un documento en el que conste la fecha de entrega –un albarán de entrega del transportista, por poner el caso-, la fecha a registrar es la que consta en dicho albarán, siempre y cuando lo conservéis junto a la factura de compra.

•En caso contrario, o sea, que no dispongáis de albarán ni de nada semejante, la fecha para  asegurar el terminal es la que aparezca en la factura.

Para todo lo demás, como siempre, ya sabéis dónde tenéis a vuestro amigo Argimiro, el garantizador.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada