miércoles, 27 de febrero de 2013

Claves de nuestra extensión de garantía para equipos Apple

¡Esa muchachada! ¿Cómo andáis? Aquí, vuestro amigo Argimiro, el Garantizador, que esta tarde tiene ganas de darle a la de sin hueso. Me dicen mis amigos de Te Lo Garantizo que os recalque las características de su extensión de garantía para equipos Apple, siempre refiriéndonos a ordenadores y portátiles, claro está. Así que allá que voy. Agarraos, que vienen curvas.


Comencemos por el principio, que es como mejor se pueden hacer las cosas. Bien lo indica su nombre: extensión de garantía. Es decir, que los beneficios que están a tu disposición durante ese periodo, que varía según el fabricante, los extiendes en el tiempo pagando una cierta cantidad, lo que te permitirá seguir disfrutando de ellos el periodo que hayas escogido. Y en esas estáis cuando se os ha acabado la garantía de ese flamante ordenador o portátil Apple que os habéis agenciado. Podéis optar, como es lógico, por la garantía del propio fabricante. Porque resulta que el cacharro ha costado una pasta gansa, desde luego, y ahora, sin esa cobertura, ¿qué? ¿Esperáis a que truene Santa Bárbara, que suele tronar cuando menos te lo esperas, para maldecir el momento en que no contrastaste esa extensión de garantía que se te ofreció en un primer momento? ¿O sois de los que, en plan echao p’alante, decidís afrontar el gasto que supone contratar una de ellas para mantener seguro vuestro equipo? Pues que sepáis que el importe a desembolsar, tal y como están las cosas, compensa más que arriesgarte a comprar  uno nuevo en cuanto a mi amiga Santa Bárbara le dé por hacer de las suyas. ¿Por qué? Aquí las cosas, claritas:

Porque la extensión de garantía de Te Lo Garantizo cubre la garantía del ordenador/portátil de Apple durante el segundo y tercer año.

• La extensión de garantía cubre todos los costes derivados de la reparación y siempre bajo las mismas condiciones técnicas que las declaradas por Apple en su garantía original.

• La formalización del seguro de ampliación de garantía se puede realizar durante un mes desde el momento de la adquisición del equipo en cuestión.

Y que nos dé miedo entregarlo para que, ojalá no llegue el caso, tengáis que hacerlo por culpa de cualquier contingencia que surja: una simple llamada al call center de mis amigos de  Te Lo Garantizo es más  que suficiente para proceder a la recogida, reparación y entrega del equipo. Así de fácil y sencillo. Y si necesitáis más pruebas, aquí podéis descargaros un ejemplo de póliza de extensión de garantía. Y un precio que... Sólo tenéis que verlo vosotros mismos.

Como siempre, vuestro amigo Argimiro, el Garantizador.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada